La operación bikini

A lo largo del año, existen dos épocas en las que las dietas de adelgazamiento buscan a sus "víctimas". Una de ellas es en abril-mayo, lo tan conocido como "operación bikini". La información de remedios y dietas para adelgazar se amplía día a día y procede de prensa, revistas especializadas y divulgativas, folletos, internet, televisión...anunciando todo tipo de "dietas milagro" o también llamadas "dietas mágicas".
Si se entra en cualquier buscador de internet y se pone el término "operación bikini" aparecen aproximadamente 700.000 entradas mientras que si ponemos "dieta de adelgazamiento" figuran más de un millón, por lo que hay que tener especial cuidado con las fuentes de información que utilizamos y no entrar en "cualquier página": consultar libros especializados en la materia, páginas de universidades o institutos de investigación o en páginas de sociedades e instituciones relacionadas con el campo de la Nutrición...
Partimos de que este tipo de dietas se olvidan de la adecuada ingesta de nutrientes, con ellas se consumen menos calorías de las necesarias y no logran establecer unos hábitos alimentarios correctos.

Además se pueden producir alteraciones tanto físicas como psicológicas con el seguimiento de este tipo de dietas: hipoglucemia, arritmias cardiacas, problemas gastrointestinales, trastornos metabólicos (cetosis, etc.), malestar general, mareos, intolerancia al frío, sequedad en la piel, caída del pelo, contracturas musculares, amenorrea, insomnio, ansiedad, irritabilidad y depresión. Otro problema del consumo de dietas hipocalóricas es que su utilización de modo crónico es un factor de riesgo para la aparición de trastornos de la conducta alimentaria tan frecuentes en nuestra sociedad como los tan conocido "anorexia nerviosa" y