La cesta de la compra en julio

Paraguayo

Pertenece al género Prunus, y deriva de una mutación del melocotonero. Es como un melocotón pero con forma aplanada. Se cultiva en zonas templadas, y en este sentido España es uno de los países destacados en la producción de esta fruta jugosa y refrescante. A nivel nutricional es similar al melocotón y a la nectarina, por lo que es una fruta rica en carotenos, sustancias antioxidantes con acción protectora celular. En referencia a su contenido mineral y vitamínico destacan el potasio, importante en la regulación del balance hídrico y del ácido-base en la sangre, y la provitamina A (betacaroteno), que interviene en la formación de tejidos blandos y óseos. También contiene fósforo y vitamina C, pero en cantidades más discretas. Es una fruta muy rica en agua y con un aporte calórico moderado, perfecto para incluir en la dieta veraniega.

Tomate cherry

El tomate cherry es una variedad de tomate muy pequeño, de unos 15 gramos de peso y de sabor menos ácido respecto al original. Se suele consumir sobre todo para enriquecer platos cocinados y ensaladas y darles un toque más atractivo. Su aporte calórico es muy bajo y presenta una  buena cantidad de agua. Contiene licopeno, compuesto carotenoide, pigmento natural responsable del color rojo característico al tomate. Además, contiene vitamina C, ambas sustancias con gran capacidad antioxidante que protegen al organismo de la oxidación celular. Entre sus minerales, el más notorio es el potasio, que además de intervenir en el equilibrio ácido-base y regular el contenido en agua de las células, incrementa la excitabilidad muscular del corazón, sistema nervioso y músculos.

Ajo

La cabeza de ajos que se utiliza en la cocina es el bulbo de la planta Allium sativum, especie de la familia de las liliáceas, la misma  a la que pertenecen la cebolla o el puerro. El aroma intenso del ajo es debido a su contenido en un aminoácido llamado aliína. Al cortar o machacar un diente de ajo es transformado en alicina por acción de una enzima que se encuentran en el propio alimento. Esta sustancia es la responsable de que muchas personas rechacen su consumo para evitar el fuerte olor que provoca en el aliento, pasando por alto sus múltiples propiedades. Pese a que no están demostradas a ciencia cierta, al ajo se le atribuyen propiedades bactericidas, hipotensoras e hipocolesterolemiantes. A nivel  nutricional, destacar que pese a no contener grasa, sí que aporta  hidratos de carbono y una buena carga calórica, que no resulta significativa porque se utiliza en pequeñas cantidades como condimento. Entre los micronutrientes destaca su contenido en potasio, fósforo y una cantidad discreta de vitamina C.

Perejil

El perejil es original de la zona mediterránea y se cultiva por sus hojas aromáticas que son las que se utilizan en la cocina para condimentar y decorar los platos. Entre sus nutrientes,  predomina la provitamina A (betacaroteno), la vitamina C y el ácido fólico, así como determinados minerales como fósforo, calcio y potasio. Es rico en sustancias antioxidantes como el betacoroteno y los flavonoides, que preservan a las células de la acción dañina de los radicales libres y que son en parte responsables del color intenso del perejil. En esta planta también encontramos apiol, que forma parte de su aceite esencial y al cual se le atribuyen propiedades diuréticas y emenagogas (que favorece el flujo sanguíneo en la zona de la pelvis y útero y, por tanto, la menstruación).

Equipo Nutrición Advance Medical