La cesta de la compra en julio

Cogollo

Es ideal para elaborar ensaladas veraniegas o bien para tomar simplemente partido por la mitad con unas anchoas. Contiene buenas dosis de vitamina C y calcio. Además, posee mucha agua por lo que resulta un alimento ligerísimo y diurético. Las hojas más externas de la son las que concentran la mayor parte de vitaminas y minerales. También destaca su aporte de fibra, que lo convierte en un alimento ligeramente laxante, a la vez que contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia en las personas que tienen diabetes.

Pepino

Es uno de los vegetales con menos calorías que existen, ya que contiene un 96% de agua. Posee, además, buenas dosis de fibra, y pequeñas cantidades de vitamina C, betacaroteno y vitamina E. No es una hortaliza muy rica en minerales pero si uno destaca es el potasio, necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Se puede utilizar para ensaladas, simplemente acompañado de tomate y aliñado, o para preparar una deliciosa sopa fría.

Melocotón

Esta fruta es una excelente combinación de fibra, minerales y vitaminas, en especial C, E y betacaroteno. A éstas últimas debe su acción antioxidante, que la convierte en aliada de las defensas y protectora frente a diferentes tipos de cáncer y enfermedades coronarias. Es una joya de salud y sabor que en verano está en su punto óptimo, así que hemos de aprovecharlo.

Pimiento

Ligero, ya que su principal componente es el agua, y rico en fibra, esta hortaliza es un importante aliado antiestreñimiento. Otra de sus virtudes es su gran aporte de de vitamina C, una vitamina que además de ser un potente antioxidante, interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes, favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente a las infecciones. Este aporte, unido al del betacaroteno y la vitamina E, convierte al pimiento en un antioxidante de primer orden.

Sandía

Este mes alcanza su punto óptimo de maduración. Es la fruta con más contenido en agua por lo que es ideal para hidratarnos en verano, cuando más lo necesitamos. Es ligera y si bien no destaca especialmente por su aporte nutricional, podemos encontrar el licopeno, un pigmento de efecto antioxidante, que le otorga su color rosado, así como pequeñas cantidades de potasio y magnesio.

Equipo Nutrición Advance Medical