Gazpacho de remolacha

Te traemos una receta fresca y saludable para este verano. El gazpacho de remolacha, además de ser una alternativa muy sabrosa al tradicional gazpacho, disfruta de los beneficiosos nutrientes de la remolacha cocida.

Miniatura

El gazpacho de remolacha es una alternativa diferente al tradicional gazpacho andaluz. Descubre cómo hacerlo y sus propiedades.

  1. Propiedades
  2. Valor nutricional
  3. Receta
  4. Ingredientes
  5. Elaboración

Propiedades de la remolacha

La remolacha es un alimento muy antiguo que se utilizaba como principal fuente de azúcar de nuestros ancestros para endulzar platos. La remolacha tiene gran cantidad de nutrientes únicos,tanto en su raíz como en la hoja de la propia planta.

A pesar de su alto contenido en azúcar intrínseco, es un alimento a incluir en cualquier dieta saludable por sus múltiples beneficios. Como cualquier otra verdura, es rica en vitamina, en este caso, en ácido fólico o vitamina B9. Esta vitamina mejora la circulación y la salud cardiovascular y además es muy recomendable si estás pensando quedarte embarazada porque previene la espina bífida.

Además, su intenso color rojo le confiere muchos antioxidantes, en particular la betacianina y la vitamina C.

La remolacha también tiene un alto contenido en fibra, por lo que nos ayuda a mejorar nuestro tránsito intestinal y por ende, combatir el estreñimiento. Es rica en agua y en hidratos de carbono así que un batido de remolacha puede ser un buen aliado a la hora de hacer ejercicio.

Y no solo la remolacha tiene múltiples beneficios, sino que sus hojas también nos aportan una serie de nutrientes, como hierro, fósforo, zinc, vitamina B5, magnesio, potasio y calcio. Podemos incluir las hojas de la remolacha en batidos o ensaladas.

Valor nutricional de la remolacha por cada 100gr

  • Calorías: 43
  • Agua: 87gr
  • Grasas: 0,2 gr
  • Proteinas: 1,60 gr
  • Hidratos de carbono: 9,5 gr
  • Fibra: 2,8 gr
  • >Potasio: 325 mg

Receta del gazpacho de remolacha

IG_Gazpacho_remolacha.jpg

Ingredientes

  • 1 kilo de tomates maduros (4-5)
  • 50 gr de remolacha cocida (1)
  • 25 gr de cebolla
  • 25 gr de pimiento verde
  • 50 gr de pan duro (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • 5 cucharadas de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 25 ml de vinagre de jerez

Elaboración

  1. Cortamos y pelamos los tomates. Quitamos las pepitas.
  2. Partimos el pan en trozos y lo dejamos a remojo con el aceite y el vinagre.
  3. Vertemos en la batidora los tomates, la remolacha cortada en trozos, el pimiento y la cebolla.
  4. Trituramos todo hasta conseguir un puré.
  5. Pasamos por un pasapurés o colador para eliminar los grumos innecesarios del tomate y del pan.
  6. Servimos bien frío. Podemos acompañarlo con trocitos de remolacha, pimiento, cebolla y tomate por encima.

Comentarios