Frutas, verduras y hortalizas

Más color y más antioxidantes con frutas, verduras y hortalizas frescas

Miniatura

Una de las virtudes de las frutas, verduras y hortalizas es su contenido en antioxidantes. Los antioxidantes son unas moléculas encargadas de neutralizar los radicales libres del organismo, responsables de la oxidación celular.

En general, cuanto más colorido sea nuestro plato, mejor, porque habrá mayor cantidad y variedad de antioxidantes y será más beneficioso para nuestra salud. El betacaroteno naranja de las zanahorias, el licopeno rojo de los tomates o la antocianina morada de las berenjenas son antioxantes que podemos ingerir en una dieta variada.

En el caso de la fruta, más que el color de la piel, lo importante es el color de la pulpa que comemos. Así, por ejemplo, la sandía o la naranja tiene gran cantidad de antioxidantes. Esto no quiere decir que frutas más blancas como la pera no tengan antioxidantes, pero los tienen en menor cantidad (aunque tienen otras virtudes como su contenido en fibra y minerales).

De ahí la importancia de consumir frutas, verduras y hortalizas variadas. Cuando vayas a hacer una ensalada o una guarnición para tu plato de carne o pescado, ten en cuenta los colores: cuanta más variedad y colorido, más nutrientes y antioxidantes. ¡Toma mucha fruta, verduras y hortalizas!