¿Qué tomo después de un exceso en Navidad?

Es frecuente que en estos días se nos vaya la mano con las comidas navideñas. Al día siguiente hay algunos consejos a seguir para minimizar daños.

Miniatura

Si has bebido alcohol, refuerza tu hidratación con medio vaso de agua cada hora.

Como se suele decir: “una vez al año no hace daño”. Es lógico que en estos días tan señalados nos sentemos a la mesa y cometamos algún exceso. Siempre y cuando esto no se convierta en una costumbre, es totalmente asumible por una dieta saludable. Lo que sí podemos hacer al día siguiente es intentar mejorar la dieta paliando lo que hicimos el día anterior.

Pero, ¿qué comer después de un día de excesos? Sobre todo, platos ricos en nutrientes pero ligeros, como sopas, consomés, ensaladas y, en general, platos ricos en verduras y frutas. Y para beber, lo mejor es agua, zumos naturales o infusiones. En general, son platos de fácil digestión, diuréticos, ricos en nutrientes y con pocas calorías.

Menú para tomar después de un exceso

De forma más concreta, os proponemos los siguientes platos:

  • Para el desayuno: un café y zumo natural de naranja.
  • Media mañana: té o infusión y pieza de fruta.
  • Para comer: puré de verduras con arroz blanco.
  • Para la merienda: zumo de fruta natural
  • Para la cena: caldo de pollo o consomé con un huevo escalfado.

Si nos hemos pasado con las bebidas con alcohol, conviene reforzar la hidratación, sobre todo con agua (medio vaso de agua cada hora), pero también podemos complementar con infusiones, zumos naturales y caldos.

Para volver un poco a la normalidad, podemos complementar la alimentación con un buen paseo de 40-60 minutos, que ayuda a restablecer la circulación y quemar calorías extra.

Lo que se suele llamar dieta depurativa o detox, no significa pasarnos un día entero a fruta o tomando batidos de verduras. Se trata de hidratarnos bien a base de agua y elegir alimentos ricos en nutrientes pero bajos en calorías como son las frutas, verduras, zumos y caldos.