Evita la pérdida de vitaminas en verduras y hortalizas

Una verdura por tener una cantidad de vitaminas no significa que nos las vaya a aportar todas, ya que en los procesos de preparado o cocinado se pueden perder parte de esas vitaminas, de lo que se trata es de intentar que las pérdidas de vitaminas de estos alimentos sean lo menores posibles. A continuación se ofrecen una serie de consejos para evitar la pérdida de vitaminas en las verduras y hortalizas:

Conserva las verduras en recipientes de polietileno en los estantes inferiores del frigorífico (allí la temperatura es más baja), ya que las vitaminas son muy sensibles al calor.

Si no optas por consumir las verduras u hortalizas crudas, las técnicas de cocinado ideales para perder poca cantidad de vitaminas son hervidas o al vapor, también puedes provar con la cocción al microondas con un poco de agua. En el cocinado no esperes a que estén demasido blandas o empezará a perderse mayor cantidad de vitamina.

Lo ideal para no perder nada de vitaminas es consumir las verduras crudas a modo de ensalada. Sobre todo en verano es cuando más apetecen.

Si cueces estos alimentos no desperdicies el agua de cocción, ya que las vitaminas al ser hidrosolubles habrán pasado de la verdura al líquido de cocción. Es por esta razón por la que los caldos de verduras y hortalizas son tan ricos en vitaminas, puedes utilizarlos como sopas o en guisos.

Evita: picar las verduras u hortalizas antes de cocinarlas o picarlas en exceso (ya que esto aumenta la oxidación de vitamians al ponerlas en contacto con el oxígeno del ambiente), echar las verduras en cocción cuando el agua este hirviendo (así se pierden más nutrientes).