El horno, una buena alternativa para los fritos

Las croquetas hechas en el horno son la variación más sana de esta clásica receta. Son más ligeras, y por ello son ideales para las cenas infantiles. Además si las hacemos de verduras, conseguiremos introducir alimentos a los niños que no suelen gustarles.

Miniatura

Las croquetas y los rebozados se pueden cocer al horno. Así se utiliza menos aceite, se generan menos olores y permite, mientras, jugar con tu hijo o hija.

Croquetas hechas en el horno

Ingredientes:
300g de zanahoria
1 cebolla pequeña
3 cucharada sopera de harina
300 ml de leche desnatada
1 cucharada sopera de aceite de oliva
nuez moscada
1 huevo
sal yodada
harina y pan rallado

Preparación:
Sofreíd la cebolla y la zanahoria rallada. Añadid la harina. Removed y añadid leche caliente, una pizca de sal y nuez moscada. Removed hasta que quede espeso. Dejadlo enfriar. Haced las croquetas, enharinarlas con huevo y pan rallado. Ponedlas a cocer al horno.

¡Buen provecho!