Dieta paleolítica

Descubre los postulados principales de la dieta paleolítica. Te descubrimos la forma de alimentación de nuestros antepasados en la Edad de Piedra.

Miniatura

La dieta paleolítica es un retorno a los orígenes. Plantea seguir el tipo de dieta que seguían nuestros ancestros de la Edad de Piedra. Considera que nuestra evolución genética no ha ido en consonancia con los cambios que ha sufrido nuestra alimentación, y ello puede ser el origen de determinadas enfermedades. Pero no es más que una suposición, pues dentro del campo de nutrigenómica, ciencia que estudia la relación entre la dieta y la respuesta genética, existen varios estudios que demuestran que sí ha habido grandes adecuaciones a los distintos tipos de climas y/o dietas.

  1. ¿En qué consiste la dieta paleolítica?
  2. Análisis de la alimentación paleolítica

¿En qué consiste la dieta paleolítica?

A grandes rasgos, la dieta paleolítica se basa en el consumo de:

  • Carnes magras
  • Huevos
  • Pescados y mariscos
  • Frutas
  • Verduras
  • Frutos secos y semillas

La dieta paleolítica excluye el consumo de granos y cereales, lácteos, azúcares refinados y alimentos procesados.

La dieta paleolítica no deja de ser una dieta de exclusión como la dieta vegetal. Esto hace que genere controversia. No es fácil proporcionar equilibrio nutricional discriminando estos grupos de alimentos.

Análisis de la alimentación paleolítica

La dieta paleolítica se presenta como alternativa para aquellas personas que quieren perder peso, e incluso para aquellas que presentan intolerancias alimentarias (intolerancia al gluten y a la lactosa) o enfermedades metabólicas como la diabetes. Al margen de esto, debemos decir que se trata de un tipo de dieta hiperproteica. La ausencia de dos grandes grupos de alimentos ricos en hidratos de carbono (granos y cereales) se compensa con una mayor ingesta de otros, generalmente de alimentos proteicos (carnes, pescados y huevos), lo que puede acarrear otros riesgos para la salud.

Analizando la alimentación de la sociedad occidental, es cierto que encontramos muchas familias cuyo modelo dietético difiere mucho de las recomendaciones de dieta saludable. Y es cuando nos topamos con dietas con una alta densidad calórica en forma de azúcares simples, y grasas poco recomendables, exceso de sodio, y bajo contenido de fibra. El ritmo de vida actual junto con la gran oferta de alimentos procesados favorece el consumo de comida rápida. En este aspecto, incluso la dieta paleolítica puede resultar una mejor opción. Aun así, los profesionales de la nutrición siempre abogan por seguir una dieta que respete al máximo el equilibrio nutricional, y en el caso de existir intolerancias alimentarias o enfermedades que requieran modificaciones dietéticas, siempre optar por la adecuación y personalización de la dieta a cada caso. Quizá solo hace falta poner orden y equilibrio en la alimentación de muchos hogares.

La dieta paleolítica nos ayudará a alcanzar nuestro peso ideal.

Isabel López – Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos – Diplomada en Nutrición Humana y Dietética – Nutricionista consultora de Advance Medical