Buenos hábitos alimentarios en el Día de la Nutrición

El Instituto DKV de la Vida Saludable ofrece una serie de consejos prácticos para mantener buenos hábitos de alimentación, con motivo del Día Mundial de la Nutrición, que se celebra el próximo 28 de mayo

Miniatura

Realizar cinco comidas al día, beber al menos un litro y medio de agua y un consumo moderado de alcohol y azúcares son algunos de los consejos que los expertos nos ofrecen.

La buena alimentación, combinada con la práctica de ejercicio físico regularmente y el buen descanso nocturno, son los pilares básicos para alcanzar un buen estado de salud y bienestar, tanto a nivel físico como mental. Pero toda dieta equilibrada debe estar adaptada a las necesidades de cada persona y diseñada con el asesoramiento de un profesional, nutricionista o endocrino.

Según el modelo piramidal de la alimentación saludable de la SENC , la dieta modelo para una persona cuyas necesidades energéticas oscilan entre las 1.700 y 3.000 Kcal, debería incluir entre seis y diez raciones al día de cereales, patatas y legumbres, entre dos y cuatro raciones de frutas y zumos de frutas, entre tres y cinco raciones de lácteos y entre una y dos raciones de carnes, pescados y huevos. Además, conviene reducir los aceites y las grasas, procurando no ingerir más de 80 gramos diarios. Por otra parte, se recomienda reducir al mínimo el consumo de azúcar, dulces y bollería industrial.

Con motivo del Día Mundial de la Nutrición, que se celebra el 28 de mayo, el Instituto DKV de la Vida Saludable ofrece una serie de consejos preventivos y prácticos para adquirir unos mejores hábitos de alimentación.

Consejos para adquirir unos mejores hábitos de alimentación

La planificación de comidas, beber una cantidad mínima de agua y no abusar del azúcar son algunas de las pautas que los expertos recomiendan:

Realizar cinco comidas al día

Además del desayuno, la comida y la cena, se deben realizar dos tentempiés más ligeros a media mañana y por la tarde. Según las recomendaciones de los expertos, el espacio entre comidas no debe ser menor a tres horas ni superar las tres horas y media, tiempo que se ajusta a nuestras necesidades biológicas.

Beber al menos un litro y medio de agua

La hidratación es una parte fundamental en el proceso de nutrición, sobre todo de cara a la temporada de verano, cuando se hace aún más importante. El mínimo recomendado es un litro y medio de agua al día, si bien lo óptimo sería un consumo de al menos dos litros al día.

Consumo moderado de café, azúcares y bebidas alcohólicas

El café, el té y las bebidas alcohólicas, aún siendo líquidos, son bebidas que deshidratan y, además, estimulantes para nuestro organismo. Por ello su consumo y el de azúcares que no son saludables debe ser siempre moderado.

Preparar comida casera

Los productos precocinados, congelados y preparados no son lo más aconsejable en nuestra dieta, dado que generalmente contienen muchos aditivos, conservantes y grasas saturadas. Procurar cocinar nuestra propia comida, con productos frescos y de temporada, aportará los nutrientes necesarios a nuestro organismo de una manera más saludable.

Consumir un mínimo de cinco raciones al día entre fruta y verdura

Éste es uno de los consejos más importantes dentro de los hábitos alimentarios, dado el aporte de minerales, y fibra. Además, su elevado contenido de antioxidantes ayuda a prevenir todo tipo de enfermedades. El consumo de frutas y verduras asegura el aporte vitamínico diario que necesitamos, muy importante en el proceso de nutrición. Las vitaminas regulan el metabolismo, especialmente los nervios, músculos y glándulas hormonales; se ocupan de transformar los alimentos en energía y de que las células del cuerpo resulten bien alimentadas.


Hábitos alimenticios en las mujeres españolas.

En este sentido, queremos recordar los resultados en materia de alimentación de su III Estudio de Hábitos de Vida Saludable y Bienestar en la Mujer.

Estos datos apuntan que, en comparación con años anteriores, aumenta el porcentaje de mujeres que habitualmente realiza las cinco comidas al día recomendadas (48,2%). Además, un 56% afirma consumir entre uno y dos litros de agua al día. Otro dato positivo es que el 96% de las mujeres asegura alimentarse de comida casera, mayoritariamente preparada por ellas mismas.

Sin embargo, todavía quedan algunos aspectos por mejorar, dado que sólo un 2,3% toma el mínimo de cinco frutas al día recomendado y sigue habiendo un bajo consumo de cereales, pan, pasta, arroz y verduras.