Complementos alimenticios, ¿sirven de algo?

Cada vez más encontramos un sinfin de productos catalogados como complementos alimenticios que nos prometen cubrir el déficit de nutrientes esenciales en nuestra dieta. Descubre si realmente los necesitas y cuando consumirlos.

Miniatura

En el mercado encontramos gran variedad de productos englobados dentro de los denominados "complementos alimenticios" cuya finalidad es complementar la alimentación diaria. Con ellos se favorece el aporte de nutrientes como vitaminas, minerales, proteínas (aminoácidos), ácidos grasos omega 3 y fibra, entre otros, pero evidentemente no pueden sustituir en ningún momento a una dieta saludable. Una dieta equilibrada y adaptada a las necesidades de cada persona cubre los requerimientos nutricionales de la población sana.

¿Cuándo se justifica el consumo de complementos alimenticios?

La recomendación de un suplemento nutricional se justifica sobre todo cuando, tras la valoración de pruebas clínicas y de hábitos alimentarios, se evidencia una alimentación deficitaria y una baja ingesta de una o más vitaminas y/o minerales. Aunque también hay grupos de población cuyos requerimientos se ven aumentados en algunas etapas de la vida o en situaciones específicas. Algunas de éstas son:

  • Complementos alimenticios para el embarazo. Durante este periodo se recomienda tomar ácido fólico para asegurar su aporte y evitar defectos del tubo neural, pues esta vitamina participa en la formación del material genético.
  • Complementos alimenticios para la anemia ferropénica. Su tratamiento se basa en la administración oral de hierro; y aunque la causa suele ser una dieta pobre en hierro, también puede ser debido a pérdidas menstruales, hemorragias crónicas que pasan inadvertidas, o a una absorción insuficiente debido a enfermedades que afectan a la integridad intestinal.
  • Complementos alimenticios para Vegetarianos. Otro caso en el que se aconseja un suplemento nutricional de vitamina B12 es en el vegetarianismo, tanto en veganos (que excluyen todo alimento de origen animal) como en ovolactovegetarianos (que toman lácteos y huevos).
  • Complementos alimenticios para deportistas. En el mundo del deporte, sobre todo de ámbito profesional, hay un gran consumo de suplementos nutricionales. En el ejercicio intenso los requerimientos se ven aumentados y hay un importante desgaste muscular. Se trata de productos diseñados para el deportista con el objetivo de cubrir necesidades especiales. Hay una gran variedad, y dentro de los tipos de suplementos, están los que aportan vitaminas y minerales, y las ayudas nutricionales de carácter ergogénico, que son aquellas que pueden mejorar el rendimiento.

Suplementos nutricionales, sólo cuando se necesiten

Pueden darse otros estados o condiciones en los que también se contemple la suplementación; el problema surge cuando se toma sin ningún fundamento. Es muy frecuente acudir rápidamente a la compra de un multivitamínico ante la mínima sensación de cansancio y falta de energía, o buscar un complemento alimenticio que nos ayude a mejorar la memoria o el sistema inmune. Y es que son productos que atraen la atención, y es fácil dejarse llevar por su popularidad y más cuando guardan relación con la promoción de la salud. Este interés aumenta cuando se les atribuye un beneficio que va más allá del mero soporte nutricional como es el caso de los alimentos funcionales.

De todas formas, cuando realmente una persona sigue una alimentación desequilibrada y deficitaria, es conveniente que sea un profesional sanitario quien, tras una valoración del caso, determine si es necesario añadir un suplemento nutricional. No hay que olvidar que se trata de fuentes concentradas de nutrientes y, por tanto, una ingesta excesiva de ciertos nutrientes, más que ayudar, puede incluso tener un efecto no deseado.

Por tanto, la conclusión es que se debe acudir a la toma de suplementos nutricionales cuando realmente se necesiten, no de forma precipitada y con la intención de obtener un beneficio inmediato e incluso “mágico”.

 

Isabel López – Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos – Diplomada en Nutrición Humana y Dietética – Nutricionista consultora de Advance Medical