Cómo alternar el consumo de carne y pescado durante la semana

Solemos tomar más carne que pescado o viceversa, o debido a nuestros hábitos tendemos a consumir un solo tipo de carne o de pescado. Lo ideal es alternar a lo largo de la semana el consumo de carne y pescado. ¿Por qué?, porque las proteínas están constituidas por aminoácidos y cada tipo de carne y pescado tiene una proporción diferente en estos aminoácidos, de esta forma nos aseguramos cubrirlos todos, además de los diferentes nutrientes que contiene cada uno.

Alternar la carne y el pescado y a su vez tomar diferentes variedades de carne y pescado nos va a asegurar no sólo cubrir las necesidades proteicas diarias, sino que las cantidades de aminoácidos que necesitamos también estén en una proporción adecuada. Y no sólo vamos a obtener proteínas de la carne y pescado, con estos alimentos nos aseguramos una buena ingesta de hierro, ácidos grasos esenciales o vitamina B12.

Ejemplo semanal para alternar carne y pescado en el menú:

LUNES: filete de pechuga de pollo en la cena
MARTES: plato de salmón en la comida
MIÉRCOLES: filete de cerdo en la comida
JUEVES: lenguado en la cena
VIERNES: guisado de ternera en la comida
SÁBADO: lubina al horno en la comida
DOMINGO: filete de pavo en la cena