Comida a domicilio

Nuestro ritmo de vida actual poco margen nos deja para dedicar a la cocina. Aquí es donde gana terreno la comida a domicilio.

Miniatura

Y es que en la vida que llevamos no sólo tiene cabida la jornada laboral y la familia, sino que sumamos otras muchas tareas que también requieren tiempo, como realizar ejercicio físico para compensar el habitual sedentarismo del trabajo, formarnos para estar al día a nivel profesional, cuidar nuestra vida social y, si sobran algunos minutos, dedicarlos a esos hobbies que tanto nos gusta. Y, al final, ¿cuánto tiempo queda para preparar la comida y la cena? Especialmente por la noche, cuando el cansancio ya es demasiado, son muchas las personas que optan por pedir la comida a domicilio.

  1. Saber elegir
  2. Una opción socorrida en la cena
  3. Alternativas fáciles

Saber elegir comida a domicilio

Las opciones más frecuentes de comida a domicilio hasta hace no mucho tiempo se limitaban a fast food, pizza, hamburguesa, kebab, pollo y patatas fritas. En definitiva, comida rápida, que ni siquiera necesita cubierto. Por suerte, ahora tenemos muchas más opciones y es ahí donde tenemos que saber elegir. Y es que es fácil rendirse a lo que este tipo de comida supone, en cuanto a rapidez, placer y evitar la tan repudiada tarea de fregar los platos. El problema aparece cuando su consumo es más habitual de lo que debiera, y la selección se limita a los ejemplos antes mencionados pues su elevado contenido graso y aporte calórico fomentan el sobrepeso y la obesidad. Algo que se debe tener especialmente en cuenta cuando hay niños en casa.

La comida a domicilio es un mercado en expansión, y las nuevas empresas utilizan lo último en tecnologías para que resulte aún más fácil solicitarla y aumentar así la demanda de este sistema. Además, existen empresas intermediarias que conectan al consumidor con un amplio abanico de restaurantes y diferentes tipos de gastronomías. Por tanto, hoy en día el consumidor, si quiere, puede hacer elecciones más saludables.

Comida a domicilio: una opción socorrida en la cena

Hay que tener en cuenta que el momento de la cena suele ser el preferido para escoger esta opción, y por consiguiente debería tratarse de una ingesta suficiente, pero no excesivamente calórica.

De todos modos, no hay que olvidar que preparar la cena en casa, además de resultar mucho más económico, permite controlar el tipo y calidad de los ingredientes, así como la cocción empleada. Se debe elegir en función de los alimentos ya consumidos en el resto de ingestas del día. De esta manera completamos nuestra dieta diaria para que resulte lo más equilibrada posible.

  • Debe ser más ligera que la comida, por lo que se elegirán cocciones más simples para facilitar la digestión, ya que si es pesada puede causar dificultades para conciliar el sueño.
  • El primer plato debe estar constituido por verdura (ensalada, crema de verdura, verdura hervida, salteada o al horno…) acompañada de una pequeña cantidad de alimento farináceo (patata, arroz o pasta); y el segundo debe contener preferiblemente de carne blanca (pollo, pavo, conejo…), pescado blanco (lenguado, merluza, rodaballo, bacalao, congrio, dorada, gallo, lubina, pescadilla, mero, rape...) o huevo.

Alternativas fáciles para la comida a domicilio

Hay alternativas para la comida a domicilio muy fáciles de hacer:

  • Ensalada verde variada (lechuga o escarola, tomate, zanahoria,..) + tacos de pollo a la plancha mezclados en la ensalada + pan
  • Tortillas o revueltos de verduras (de champiñones, de espárragos o de alcachofa). Acompañar con un poco de pan
  • Gazpacho con picatostes y tortilla francesa
  • Brócoli hervido (con patata) con atún
  • Ensalada con salmón ahumado o bacalao ahumado con quinua
  • Espárragos blancos de bote con lonchas de jamón serrano. Acompañar con un poco de pan
  • Espinacas salteadas con pasas, piñones y jamón. Acompañar con vasito de arroz
  • Ensalada griega (tomates, queso fresco y orégano) con pavo a la plancha. Acompañar con vasito de quinua
  • Sopa de caldo de verduras en juliana con fideos y huevo duro
  • Rodajas de berenjena y calabacín a la plancha con tortilla de cebolla.
  • Ensalada de judías tiernas con dados de pavo y queso desnatado. Acompañar con un poco de pan
  • Picadillo de tomate con pepino y sepia plancha. Acompañar con vasito de cuscús
  • Revoltillo de setas con ajo. Acompañar con un poco de pan

Artículo redactado por Isabel López – Licenciada en Ciencias y Tecnología de los Alimentos – Diplomada en Nutrición Humana y Dietética – Nutricionista consultora de Advance Medical


La comida a domicilio es una alternativa de alimentación. Los últimos contenidos de esta sección del blog son: