¿Se puede comer sano fuera de casa?

En algunos países podemos llegar hasta decir que es imposible comer bien fuera de casa, ya que la comida rápida es la única opción que tenemos y desde luego no será la opción más saludable. Pero, ¿realmente es tan difícil comer bien si lo hacemos fuera de casa?

Miniatura

Por comer bien podemos considerar de una forma general el hacer una comida con poca grasa, hidratos de carbono y suficiente en proteínas. Lo que implica necesariamente alimentos como la pasta, patata, arroz, pan o similares, pescado o carne y, sobre todo, frutas, hortalizas y verduras.

Si nos paramos a pensar, en pocos sitios podemos obtener este tipo de platos saludables o equilibrados. Normalmente cuando salimos a comer fuera los platos que más nos gustan son los que tienen más sabor, y eso suele implicar mayor cantidad de grasas. Siempre podemos compensar con la típica ensalada, pero el concepto de ensalada se deteriora mucho según el restaurante al que asistamos.

Salvo casos excepcionales, pocos sitios para comer ofrecen un menú que podamos considerar equilibrado y eso no es más que por pura economía, ya que las comidas menos equilibradas suelen ser las más baratas y fáciles de cocinar, ya sea por el tipo de ingredientes, el aceite con el que se cocina o por ser una comida precocinada.

Mi recomendación cuando salgáis fuera a comer es que si no os preocupa el peso, colesterol o similar y lleváis una alimentación equilibrada, no os preocupéis en exceso de esta comida, es sólo una de entre las 20-30 que solemos hacer a la semana, podemos hacer una excepción y disfruta con lo que nos sirvan.

Si por el contrario tenemos un plan dietético a seguir o comemos con frecuencia fuera de casa, la elección de un buen restaurante o comedor es crucial, que tenga una buena variedad para elegir a diario, que cocine alimentos frescos y que nos permita componer el menú a nuestro antojo.