Comer saludable en las cenas de Navidad es posible

Descubre los trucos para comer saludable en Navidad

Miniatura

En las cenas de Navidad también es posible comer sano. Todo es cuestión de saber planificarse. Aunque la mayor parte del problema es que nos pasamos con las cantidades. Aun así, hay muchos platos o tipos de cocinado que pueden hacer de la cena de Navidad una auténtica comida saludable.

Entrantes saludables

Mucho cuidado con pasarnos con los entrantes, en ocasiones llegan a ser casi el grueso de la comida. Cuanto más frescos sean los entrantes, mejor, es decir, evitar los alimentos procesados y precocinados. Aquí van algunas recomendaciones: jamón, frutos secos, brochetas de alimentos variados, mejillones, berberechos y ensaladas de frutas. También podemos metar aquí alguna crema de verdura o sopa.

Platos principales

Este debería ser el plato fuerte, consistente en carne o pescado acompañado de guarnición. En función del cocinado del plato, las salsas y el acompañamiento, podemos tener platos muy sanos y light. Pero como hemos dicho al principio, la clave está en las cantidades. Aquí podemos optar por carnes más magras como el pollo o pavo. También pescados cocinados al horno con guarnición de verduras.

Postre

El auténtico festín de calorías si no nos controlamos con los mazapanes, dulces, polvorones, chocolates y similares. A mí me gusta tomar como postre una brocheta de frutas. Después, si me tomo algún chocolate o dulce, pero controlando las cantidades.

Bebidas

Cuantos menos refrescos y bebidas alcohólicas, mejor. Un consejo es pasarnos al agua y, en el plato principal, tomar algo de vino. Intenta no mezclar varias bebidas y no ingerir más de 3-4 vasos de refrescos o bebidas con alcohol.