Combate las digestiones pesadas

¿Quién no ha sufrido alguna vez las molestias derivadas de una mala digestión después de una comida copiosa y excesiva, de comer rápido, muy tarde por la noche o incluso de vivir con mucho estrés?

Cuando la digestión es lenta, los alimentos no se digieren adecuadamente y provocan malestar gastrointestinal con síntomas como gases, ardor, náuseas, regurgitación, acidez, eructos, dolor abdominal o pesadez de estómago, entre otros.

Los siguientes consejos nos ayudarán a aliviar estos síntomas de forma fácil y sencilla:

- Repartir las comidas diarias entre 4 y 5 tomas estableciendo un horario regular. La idea es menos cantidad y más frecuentemente evitando realizar grandes comidas.

- Masticar lentamente los alimentos, unas 20 veces cada bocado, así llegan ?pre-digeridos? al estómago.

- Comer tranquilos y despacio, a poder ser, sentados y en ambientes relajados.

- Utilizar cocciones suaves (vapor, hervido, horno, microondas y papillote) así como condimentar y especiar poco los platos.

- Es recomendable incluir proteína en cada comida ya que así se estimula la secreción de ácido clorhídrico, responsable de una correcta digestión.

- Después de una comida pesada, puede ayudar comer piña o papaya de postre. La primera es rica en bromelina y la segunda en papaína, dos enzimas que ayudan a digerir las proteínas.

- Tomar una infusión digestiva después de las comidas principales (manzanilla, menta poleo, anís) y evitar las bebidas excitantes como el café o el té.

Equipo Nutrición Advance Medical

Comentarios


También te puede gustar...

Aislamiento domiciliario por coronavirus
Consejos para el aislamiento domiciliario de una persona infectada por coronavirus
Medidas de prevención de Coronavirus
Medidas de prevención del coronavirus en casa
Personas mayores que viven solos
Recomendaciones para el confinamiento de las personas mayores que viven solas