Calcio y vitamina D

El calcio es un nutriente fundamental para el cuerpo humano. Descubre los alimentos que lo contienen.

Miniatura

¿Por qué nuestro cuerpo necesita calcio?

Es un mineral imprescindible para el desarrollo y mantenimiento del esqueleto corporal y es el mineral que se encuentra en mayor cantidad en el organismo, destacando en huesos y dientes. Debemos tener en cuenta el grado en que nuestro organismo lo puede aprovechar (su biodisponibilidad) ya que en ocasiones puede ser limitado. Así, la absorción del calcio presente en ciertos vegetales es del orden de sólo el 5%, mientras que en la leche y derivados lácteos, la presencia de lactosa, vitamina D y ciertos aminoácidos favorecen la absorción, que llega a ser del 30%.

Podemos encontrarlo en leche y derivados lácteos, verduras, pescados pequeños comidos enteros o en lata (espinas), algunas hortalizas y legumbres.

¿Y la vitamina D?

El cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio,lo que ha supuesto que muchos productos lácteos se hayan diseñado mediante la adición de ambos. Sin suficiente vitamina D, no podemos producir las cantidades necesarias de la hormona conocida como la“vitamina D activa” o “calcitriol”. Cuando ocurre esto, el cuerpo se ve obligado a movilizar las reservas de calcio depositado en el esqueleto, lo que debilita el hueso existente e impide la formación y el fortalecimiento del nuevo hueso.

Aunque una dieta variada y equilibrada ayuda a que se absorba el calcio, se piensa que los niveles altos de proteína y sal en la dieta provocan que los riñones eliminen más calcio. Por esto, se recomienda evitar la ingestión excesiva de estas sustancias, especialmente en aquellas personas que consumen poco calcio.

Podemos encontrarlo en alimentos como pescados grasos, lácteos enteros, huevos e hígado. Además, mediante la exposición solar, a través de la piel también podemos sintetizar vitamina D, pero hay que tener en cuenta que un exceso de radiación solar aumenta el riesgo de cáncer cutáneo.