Añade proteínas a tu ensalada

Hay muchas formas de añadir proteínas a una ensalada. Siempre pensamos que la ensalada es típico alimento de una dieta de adelgazamiento, pero puede ser un plato más, completo y rico. Os vamos a dar algunos consejos para añadir un extra de proteínas a vuestras ensaladas.

Legumbres

Son las proteínas vegetales por excelencia. Una ensalada con alubias o garbanzos casa muy bien en frío. Añade pimiento cortado en juliana y cebolla. Con esto y un buen aliño ya tienes una ensalada perfecta.

Pescado

¿Quién dijo que el pescado no es para la ensalada? el salmón es el pescado más representativo para las ensaladas, aunque atún y caballa no se quedan atrás. También podemos añadir gambas, que siempre dan un toque veraniego y de sabor.

Huevos

Y no nos referimos a huevos fritos, sino a huevo duro. La clara del huevo es la que tiene mejor combinación de aminoácidos, por lo que se convierte en uno de los alimentos perfectos. Cortado en trocitos y esparcido por la ensalada queda muy bien.

Carne

Que también tiene derecho a colarse en nuestras ensaladas. Las carnes blancas como la de pollo o pavo son ideales para añadir a nuestras ensaladas. Esta carne queda muy bien cortada en tiras y añadiendo alguna salsa a la ensalada.