Alimentos de proximidad

El fenómeno de la globalización, en el que el mundo está cada vez interconectado, ha llegado a todos los ámbitos, incluido el sector de la alimentación.

Alimentos de proximidad

El comercio internacional y la guerra de los precios ha hecho que, en muchos casos, se importen productos de lugares tan lejanos que nunca deja de sorprendernos y se pierda la costumbre de comprar alimentos de proximidad.

¿Qué consecuencias tiene no consumir alimentos de proximidad?

Pese a que España es un gran productor de fruta y verdura, siempre hay en el supermercado algunas importadas de otros países. Incluso nos hemos acostumbrado a tener disponibles frutas fuera de temporada y frutas exóticas durante todo el año. Pero, dentro del marco de la sostenibilidad, esto no tiene ningún sentido, pues es mucho el impacto medioambiental que ejerce este el tipo de comercio que implica transporte de largas distancias y emisiones de gases de efecto invernadero. Sobre todo, teniendo en cuenta que muchos de los productos que se importan ya se producen aquí también.

¿Qué es alimento de proximidad?

Alimento de proximidad o de “kilómetro 0” hace referencia a aquellos alimentos que se producen o recolectan en zonas cercanas al punto de venta. Se trata de priorizar aquellos alimentos que podemos obtener de una forma fácil y con una mínima implicación logística (embalaje, transportes, …). No es más que retroceder un poco en el tiempo, aquel en el que la mayor parte de los productos frescos se adquirían a diario en los mercados, tiendas de barrio o pequeños establecimientos abastecidos mayoritariamente por productores locales. Para ello, es necesario fomentar las cadenas de suministro cortas, las organizaciones de productores, así como los mercados de alimentos frescos.

El cambio climático cala cada vez más hondo en la conciencia de toda la sociedad. Y es que ya no es algo de lo que sólo oímos hablar, sino que estamos siendo testigos y viviendo en primera persona los efectos que tiene en el medio ambiente, tales como fenómenos atmosféricos extremos, inundaciones, sequía, y olas de calor.

Saber más >

¿Cuáles son las ventajas de consumir alimentos de proximidad?

Sistema más sostenible. Una de las principales ventajas es que el consumo de alimentos de proximidad no contamina tanto, pues no requiere una red de transporte muy sofisticada, ni un uso excesivo de embalaje, como el que requeriría un producto que proviene desde un lugar más remoto. Aun así, siempre hay que fomentar y buscar sistemas de transporte y logística sostenibles que ayuden a reducir las emisiones de CO2, como puede ser el uso de combustibles o medios de transporte alternativos.

Producto más fresco y de temporada. El hecho de adquirir un producto de “kilómetro 0” propicia disponer de alimentos de temporada, recolectados en su punto óptimo de maduración, y con una mejor calidad nutricional y organoléptica. De forma generalizada, los alimentos que vienen de lugares mucho más alejados ven forzada su producción y el momento de recogida, pues se ha de tener en cuenta el tiempo que va a transcurrir hasta llegar al consumidor. En el caso de la fruta, parte del proceso de maduración se produce durante el viaje, afectando su sabor y valor nutricional.

Favorece la economía de la zona. Escoger productos de producción local no solo permite obtener productos frescos de temporada, y ayudar a respetar el medioambiente, sino también beneficia la economía de nuestro entorno. Para ello es importante fomentar la comunicación a todos los niveles entre las ciudades y las zonas rurales adyacentes, para impulsar el contacto y comercio con cooperativas agrícolas, y en general, empresas alimentarias cercanas.

GUÍA GRATUITA: ¿Consumes 5 piezas de fruta y verdura al día?

Mayor tranquilidad para el consumidor. La distancia es también relevante en el comercio. Y tanto es así, que saber que el origen de un producto está cerca de nosotros nos genera mayor grado de confianza a la hora de consumirlo.

Mejor precio. En teoría, con los productos de proximidad, menos intermediarios se necesitan, y el precio no sufre tanto incremento.

En este sentido, cada vez hay más iniciativas que buscan medidas para crear sistemas de alimentación sostenibles. Preocupa en especial el ámbito urbano, sobre todo considerando el aumento de la población en las ciudades, y los cambios a nivel de abastecimiento de alimentos que ello comporta. Especial mención del Pacto de política alimentaria urbana de Milán, que tuvo lugar en el marco de la EXPO 2015, y en el que participaron más de un centenar de gobiernos locales de diversos continentes, con el objetivo de alentar a las ciudades a desarrollar planes alimentarios que garanticen alimentos saludables y accesibles a toda su población, proteger la biodiversidad y reducir el desperdicio de alimentos. Y entre otras cosas, se hace hincapié en la importancia de crear sistemas alimentarios basados en los principios de la sostenibilidad.

Comentarios


También te puede gustar...

Actividades para niños en verano
Vida social post covid
Vida social tras el confinamiento
ritmos circadianos
La importancia de los ritmos circadianos