Adelgazar sin pasar hambre: algunos consejos

Normalmente se asocia adelgazar a pasar hambre. Esto no tiene que ser así, el paso de comer mucho a dejar prácticamente de ingerir alimentos es lo que genera esa ansiedad por la comidad y las sensación enorme de hambre. Hoy veremos unos pequeños trucos para adelgazar sin pasar hambre, porque todo no va a ser pasarlo mal para perder unos kilos.

Aumenta el consumo de frutas y verduras, que son los alimentos que más vitaminas y minerales tienen, evitando que se generen déficit de estos nutrientes. También son alimentos que nos dan energía suficiente y fibra, muy importante para producir el efecto saciante.

Come sin prisas, no te tomes la hora de la comida como una competición, al comer rápido ingerimos más calorías por minuto y esto al final supone un exceso. Pararse a masticar y estar en un ambiente tranquilo ayudará, pero sobre todo ten en cuenta que a la media hora de estar comiendo la sensación de hambre desaparece, tómatelo con calma.

Evita los alimentos ricos en azúcar, que son los que van a elevar los picos de glucosa y nos van a dejar sin energía a los cinco minutos, apareciendo de nuevo esa sensación de hambre tan fuerte. Tanto bollería como refrescos y chucherías deben de controlarse en una dieta de adelgazamiento pero sobre todo consumirlos con moderación.

Opta por los alimentos desnatados, así quitamos unas calorías de en medio sin darnos cuenta . También hay que elegir las carnes magras, ya que el tocino o grasa de la carne es lo que más calorías aporta en la dieta. Todo ello sin olvidar el ejercicio (preferentemente aeróbico), que va a restar otras calorías muy importantes que complementan a las de la dieta.