6 claves para comprar con cabeza

Comprar bien es clave para comer bien, uno de los pilares de la salud. Por tanto, a la hora de ir al súper ten en cuenta estos consejos:

Aunque parece un consejo trivial, es básico para no llenar la despensa y la nevera con alimentos innecesarios. Es importante saber lo que queremos y no dejar influenciarnos por la publicidad.

Las prisas nunca han sido buenas consejeras y, menos aún, a la hora de comprar ya que hace falta comparar la calidad del producto, los precios y su utilidad culinaria.

Es esencial fijarse en la fecha de caducidad de los alimentos porque, una vez ha pasado, el fabricante no se compromete a que ofrezcan los mismos nutrientes ni la misma calidad. También es importante fijarse en el aporte nutricional, sobre todo si tenemos alguna intolerancia, alergia, si hemos de comer con menos grasas, sal? Es importante saber lo que compramos.

Hemos de procurar que nuestra despensa se corresponda con nuestros gustos y y también con nuestra realidad. Si no nos gusta cocinar, por ejemplo, y tenemos poco tiempo, procuraremos tener los alimentos suficientes para poder solucionar los imprevistos sin caer en los clásicos precocinados. Atún de lata, frutos secos, biscotes, verdura congelada, quesos o fruta nos pueden ayudar a improvisar comidas sin prácticamente cocinar.

Es importante no acudir a comprar antes de la hora de comer o cenar porque acabaríamos adquiriendo más cosas de las que realmente necesitamos. Como las tentaciones dulces que colocan al lado de la caja para que con la espera las acabemos poniendo en el carro.

Comprar grandes envases puede ser una gran equivocación si no se consume el alimento en un plazo breve de tiempo, pues una vez abierto, el aire y la luz lo acaban estropeando.